Cómo hacer una Mona de Pascua

como-hacer-mona-de-pascua-facil

Cómo hacer una Mona de Pascua

La Mona de Pascua es junto con las torrijas uno de los dulces más típicos de la Semana Santa. Con frecuencia asociamos este dulce con los niños ya que en algunas Comunidades Autónomas existe la tradición de que el padrino regale a su ahijado una Mona para degustarla juntos.

Durante la Semana Santa podemos aprovechar para pasar unos días en familia y puede ser un buen momento para que los pequeños de la casa conozcan las bondades de trabajar en la cocina. Elaborar una deliciosa Mona de Pascua puede ser una buena excusa para que toda la familia trabaje unida.

Para elaborar la Mona vamos a necesitar: harina (500 gramos), mantequilla fundida (100 gramos), azúcar (80 gramos), un sobre de levadura, leche templada (250 mililitros), dos huevos, una pizca de sal y cuatro huevos cocidos o de chocolate. Para completar la decoración podemos usar bolitas de chocolate o algún fruto seco.

Comenzamos mezclando en un bol la harina y la levadura. Tras derretir la mantequilla la añadimos también a la mezcla junto con la leche, el azúcar, un huevo y un poco de sal.

Pasamos toda la mezcla por la batidora y una vez que se la masa haya cogido cuerpo podemos moldearla con las manos hasta dejarla con una forma redondeada.

como-hacer-mona-de-pascua-receta

Necesitamos que la masa crezca así que cubrimos el bol con un paño y lo metemos al horno entre 20 y 30 minutos a 50 grados, dejando siempre la puerta del horno entreabierta. Este proceso también puede hacerse en el microondas, cubrimos el bol con un paño húmedo y lo ponemos a 80 o 90 watios durante 8 minutos.

Una vez que la masa ha crecido puedes dividirla en cuatro o cinco partes, en función de las Monas que quieras elaborar. Aquí llega el momento de ponerle imaginación y crear las figuras que más os gusten: tortugas, conejos, personajes de dibujos…. A la hora de decorar tened en cuenta que las Monas todavía deben pasar por el horno, así que no añadáis elementos que puedan derretirse.

Una vez que las Monas están listas mezclamos una yema de huevo con una cucharada de leche y con ayuda de un pincel pintamos todas las Monas. A continuación las metemos al horno unos 25 o 30 minutos a 200 grados.

Pasado ese tiempo sacamos las Monas del horno y añadimos el resto de la decoración.

¡Ya están listas para comer!

Si te ha gustado, por favor, comparte con tus amigos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *