Freddy descubre la importancia de la amistad

cuento-amistad-animales

Freddy descubre la importancia de la amistad

Freddy vivía en la charca desde siempre. Cuando sólo era un renacuajo nadaba sin parar junto a sus hermanos y amigos de un lado a otro, siempre en movimiento. Sin embargo, con el correr de las semanas el renacuajo Freddy fue convirtiéndose en una rana.

Freddy había sido el renacuajo más inquieto y ahora que era una rana y podía por fin salir fuera del agua, sus ganas de conocer el mundo se habían multiplicado. La rana Freddy quería verlo todo, ir a todos los sitios, conocer que había más allá de los confines de la charca en que vivía.

Pero los padres de Freddy no estaban de acuerdo con su idea de salir a explorar y le decían que tenía que esperar a ser mayor para recorrer el mundo. Los amigos de Freddy también le decían que tenía que ser paciente, que cuando fueran mayores todos juntos podrían ir a conocer el mundo.

Pero Freddy no estaba dispuesto a esperar y una noche mientras todos creían que estaba durmiendo, saltó a tierra firme y se dispuso a explorar lo que había más allá de la charca.

Fuera del agua era de noche y hacía frío. Freddy sintió entonces la tentación de volver a casa y hacer caso a sus padres y amigos, pero decidió que no podía ser un cobarde y siguió adelante.

rana-de-peluche

Mientras saltaba por la hierba dejando la charca atrás, se encontró con unos curiosos y cantarines animales que le dijeron que eran grillos. Freddy se quedó un rato escuchando y mientras seguía con sus ancas el ritmo de la música de los grillos, se percató que en la copa de los árboles más altos había algo que no había visto nunca.

-Son nidos- le dijo uno de los grillos cantarines – allí viven las garzas.

Una de las aves salió volando entonces de su nido y Freddy pudo observar la gran belleza de ese animal. Mientras admiraba a la garza, los grillos salieron huyendo espantados, Freddy no sabía que pasaba, pero de repente tenía mucho miedo.

-Psssst, psst, eh tú, ranita- desde el cielo le hablaba la bella garza a la que había estado observando. – ¡Corre a esconderte o la serpiente te devorará!

Freddy no sabía que era una serpiente, pero se metió corriendo debajo de una piedra. Apareció entonces por allí un animal largo que reptaba por el suelo y que sacaba constantemente la lengua.

7674_rana verde-acuaticos

La pequeña rana supuso que aquello era la serpiente y supo de inmediato que estaba en gran peligro. Cuando la serpiente estaba a punto de encontrar el escondite de Freddy, un pequeño ratón salió corriendo de su escondite y la serpiente decidió intentar capturarlo.

Freddy sabía que aquello era un ratón porque sus padres le habían hablado de esos pequeños y peludos animales. Parecían simpáticos y Freddy sabía que eran lo suficientemente listos como para no dejarse atrapar por una serpiente.

Hacía mucho rato que había abandonado la charca y mientras esperaba a que se le pasara el susto de la serpiente, observó como el sol comenzaba a salir. –Esto debe ser el amanecer – pensó Freddy, a quien sus amigos habían hablado de ese bonito fenómeno.

Al recordar a sus padres y sus amigos, la pequeña ranita se dio cuenta que aunque había visto y oído cosas espectaculares, no tenía nadie con quien compartirlas. Freddy se dio cuenta entonces que los buenos momentos es mejor compartirlos con los amigos y la familia, así que decidió dejar la exploración hasta que fuera mayor y volvió al lago a contarles a todos su aventura. Pidiendo primero perdón por haber desobedecido a sus padres.

10560_3220-3221-3222-3223-3224

Si te ha gustado, por favor, comparte con tus amigos:

One Response to Freddy descubre la importancia de la amistad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *