MIS REYES HACE MÁS DE 20 AÑOS

losreyes

MIS REYES HACE MÁS DE 20 AÑOS

Hola amig@s y seguidor@s. En mi artículo centésimo octavo os traigo uno de mis mejores recuerdos de la infancia. En este mes de enero, mes de reyes cuando cumplo mis 40 años, aún permanece en mi recuerdo esa imagen de la caja con mi primera y única Nancy de Disfraces. La fotografía que muestro está descargada de internet y el marco es de Imiki.com.

La Nancy con la cual jugué tantas horas de mi infancia en los años 80.

Esta Nancy rubia con ojos miel, lleva dos conjuntos , uno, el de arlequín y otro el de colombiana. En mi Nancyclopedia viene y dice que sale en los catálogos del 83 al 86 es cuando más o menos (no recuerdo la fecha exacta) me la trajeron los reyes.

Recuerdo que en la tienda, que visitaba a menudo con mi madre y mi abuela, vendían, a parte de juguetes, pinturas y productos de limpieza entre muchas otras cosas.

Pues una mañana al ir con mi madre y mi abuela a comprar yo me quedé embobada mirando las diferentes Nancys, entre otras muñecas, que tenían en esta tienda. Recuerdo que mi madre y mi abuela me preguntaron ese día cuál de las Nancys que tenían expuestas me gustaba más. Por un momento dudé porque había una Nancy mulata preciosa con un traje azul, cinta dorada en la frente y zapatos dorados parecía una mora. Me enamoró esa Nancy tan linda pero como había otra con dos trajes y a mí me encantaba cambiar las muñecas de ropas, contesté a la pregunta de mi madre y mi abuela: “Me gusta esa Nancy rubia de disfraces” . Ahí se quedó la pregunta y respuesta en el aire porque mi madre contestó: “pues muy bien, la pediremos a los reyes de este año”.

Salí contenta de la tienda pero a la vez triste porque la espera era de unos cuantos meses hasta llegar a reyes y la pena que sólo podía pedir una Nancy y aquella morenita que me había enamorado no la pude escoger junto a la rubia con disfraces.

Ya podía presumir con mis amigas que los próximos reyes me traerían una Nancy. Mi primera Nancy, ya que mis amigas tenían no sólo una sino unas cuantas y yo todavía no tenía ninguna. Imaginaros en esa época lo que suponía para una niña de 8 años poder tener su primera Nancy, esa muñeca que salía en diferentes anuncios de TV, con tantos modelos diferentes que nos quedaban embobadas esas horas que veíamos nuestras series preferidas.

Como veis Nancy fue desde el principio mi muñeca preferida. Ese año se me hizo larguísimo, eterno hasta llegar el mes de enero, ese maravilloso mes que los niños esperábamos con tanta ilusión para que nos trajeran nuestros juguetes deseados.

Escribí mi carta como cada año y pedí la Nancy disfraces para recordar a los reyes magos mi deseo de tener una Nancy y recuerdo que en esa carta les conté que me daba pena no poder pedir más que una Nancy ya que vi otra morenita que me encantó pero ya mi madre me había explicado que los reyes no podían traerme más de un regalo ya que en casa eramos muchos hermanos y para tantos niños del mundo los camellos no podían cargarles tanto por el largo viaje que debían atravesar desde oriente.

Bueno, en resumen, sólo podía escoger una muñeca y por mayoría del cambio de trajes había ganado la Nancy rubia de disfraces. Llegaron los reyes y no tuve que esperar al día siguiente, el día 6 que es cuando despertamos y recibimos en el árbol de Navidad los regalos. Ese año fue diferente ya que la cabalgata de mi pueblo daba la posibilidad de recibir esa misma noche del día 5 de enero justamente en mi cumpleaños. Esa noche quedó grabada en mi memoria esperando en mi casa que llegara a mi calle la cabalgata con los reyes sus majestades repartiendo regalos y entre ellos el mío.

Estaba nerviosita porque no sólo recibiría mi regalo anticipado del día 6, sino que podría ver en vivo a los reyes magos, idolatrados por todos los niños españoles y, que una vez al año, cumplían nuestros deseos de tantos meses de espera.

Mientras se acercaban las carrozas a mi calle se escuchaba la música a lo lejos y se iban reflejando las luces por las calles traseras de mi barrio, el frío, los nervios recorrían mi cuerpo y a la misma vez sentía una gran emoción.

Ya se iban acercando cuando uno de los reyes se bajó de una de las carrozas y llevaba en sus manos un regalo. Se acercó a mi puerta, ahí estaba yo con mi madre nerviosita, me escondí detrás de ella, al ver el rey melchor o de la barba blanca como le decía yo jajajja, no quise recoger el regalo de sus manos ni darle un beso como me pedía porque me entro pánico jajjaja ahora me rio pero ese día casi me mareo de lo nerviosita y emocionada que estaba.

Por más que me insistió mi madre y el rey de coger yo el regalo de sus manos no fue posible ya que arranque a llorar y seguía escondida detrás de las piernas de mi madre.Ya me dejaron de insistir y fue mi madre la que cogió el regalo de las manos del rey de la barba blanca. En cuanto cerró mi madre la puerta de casa ya me sentía segura y corrí abrir mi regalo con los ojos aún humedecidos por mi llanto.

!Que emoción¡ , aún puedo sentir esos momentos que ya son sólo lindos recuerdos para mí.

Mi padre estaba en el salón esperando que le enseñara mi regalo, rompí temblorosa con todas mis fuerzas el papel de regalo y mis ojos pudieron contemplar la caja con la Nancy de disfraces que había visto en aquella droguería aquel día de verano cuando mi madre y mi abuela me preguntaron cuál de las Nancys de la tienda me gustaba más. Pues ya se habia cumplido mi deseo por tener una Nancy, mi única Nancy ya que los reyes no volvieron a concerderme este mismo deseo porque al siguiente año les pedí la Nancy mulatita que parecía una morita y tanta pena me dio no poder escoger ese día que me preguntaron en la tienda mi madre y mi abuela.

Esta Nancy de disfraces la disfruté muchísimo, jugué tantas horas de mi infancia que la convertí en mi amiga que cambiaba de trajes sin cansarme, peinaba su larga y plateada melena. Hasta dormía conmigo, mi preciosa Nancy. Le llegué a cortar dos mechones intentando hecerle flequillo jajjaja bueno tengo muchos recuerdos con ella, lástima que no tengo fotos de esa época.

Ahora a mis 40 años recién cumplidos la tengo en mis recuerdos y con mucha pena de no haber podido conservarla a mi lado. En mi adolescencia se la llevó una de mis primeras sobrinas como la mayoría de mis otras muñecas que eran de diferentes marcas.

Ahora mi colección de Nancys asciende a un total de casi 70, que podéis ver en mis álbumes en mi muro de facebook. https://www.facebook.com/mgudinogonzalez/media_set? set=a.974535265950870.1073742062.100001832186375&type=3

Ahora podéis comprender mi pasión por Nancy, para mí es la mejor muñeca del mundo entre tantas marcas que tuve de pequeña y que sigo teniendo en mis colecciones.

Deseando para tod@s un feliz año nuevo cargado de salud, trabajo y regalos me despido hasta la próxima semana, no me faltéis en el blog de Diversal el rincón del coleccionista. Un abrazo de Mónica Gonzalez.

Si te ha gustado, por favor, comparte con tus amigos:

3 Responses to MIS REYES HACE MÁS DE 20 AÑOS

  1. Ana dice:

    Es una colección bastante buena.
    Nada como recordar cuando eramos niños y vivíamos llenos de ingenuidad, tan inocentes y sin preocupaciones.

    Saludos!

  2. Rosa Maria dice:

    Me identifico totalmente contigo, es la muñeca que nos ha dejado huella en nuestras vidas. Es como agarrarse a un bello recuerdo el cual existe fisicamente ….este si es palpable y lo identificamos con 6 sentidos .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *