TRENES ELÉCTRICOS: EL MODELISMO COMO PASIÓN

Han pasado ya más de dos siglos desde que, en 1811, John Blenkinsop diseñara la primera locomotora funcional, la cual se puso en marcha un año después para llevar pasajeros desde Middleton a Leeds, en Inglaterra. Desde entonces, los trenes han sido objeto de fascinación entre niños y mayores. Y, tal y como ocurriera con muchos otros inventos humanos, el fenómeno del tren como medio de transporte acabaría por ser reproducido por modelistas.

LA MINIATURA COMO CONCEPTO

Casi todos los artefactos que forman parte de nuestra vida cotidiana son

BERENGUER: MUÑECAS CON ARTE E HISTORIA

Dicen que las épocas de crisis pueden sacar lo mejor y lo peor de cada uno, y debe ser verdad, a tenor de lo que, desde Mundo Diversal, llevamos investigado sobre muñecas y juguetes.

Nos sorprende sobremanera el hecho de que, en tiempos de guerra y posguerra, surgieran y triunfaran algunas marcas que no manufacturaban productos de primera necesidad, precisamente.

Y es que los seres humanos tenemos la necesidad física de sobrevivir, pero también la necesidad emocional de vivir, sin prefijos. En tiempos de tristeza y penalidades, la gente sigue amando, creando, soñando, enamorándose… Y los niños siguen siendo niños.

Ya hemos visto en nuestro recorrido cómo grandes marcas jugueteras surgieron en épocas de escasez y carencias; Muñecas Así abrió sus puertas en 1942, y Mariquita Pérez vio la luz en 1939. Son sólo un par de ejemplos de cómo la vida continúa, y con ella la ilusión.

Una de las marcas de muñecas que inició su andadura en tiempos de posguerra, concretamente en 1940, fue Berenguer.

En el seno de una familia de artistas, Salvador Berenguer se convirtió en todo un experto en plasmar en sus esculturas los gestos y expresiones que después trasladaría a sus muñecas. Ello le llevó a crear algunas de las caritas más reconocidas y demandadas entre el público infantil, y también, por qué no decirlo, entre coleccionistas adultos de todo el mundo.

Durante las décadas de los cuarenta y cincuenta, el artista llevó a cabo una labor de la que su hijo recogería el testigo, allá por los sesenta.

A día de hoy, la producción de Berenguer sigue siendo un referente de la muñeca tradicional hecha con mimo y detalle, si bien ha sabido igualmente adaptarse a los tiempos.

Así, podemos encontrar distintas categorías de muñecas, como los preciosos Newborn, recién nacidos de 33 centímetros a los que no les falta detalle. Siguiendo la tan demandada línea de bebés reborn, estos pequeños presentan cuidados detalles y gran cantidad de accesorios, y son una opción perfecta para los niños más pequeños que desean tener un reborn, pero que aún no tienen edad para responsabilizarse de uno artesanal, orientados a niños ya más responsables y, fundamentalmente, a adultos coleccionistas.

Y más adorables aún, para las manitas más pequeñas, son los mini newborn, que consiguen comprimir toda la belleza y detalles de estas muñecas en tan solo 24 centímetros.

Un detalle a destacar en la amplia producción de la marca Berenguer son sus accesorios y complementos. Desde bañeras con ducha, hasta andadores, pasando por vestidos y biberones, los amantes de las muñecas bebés pueden equiparlas con todo tipo de detalles.

También es reseñable la variedad étnica de estos muñecos, con preciosos bebés asiáticos y mulatos.

Especial mención merece, además, la edición limitada de bebés reales de 51 centímetros, Emilio y Lucía.

Adorables desde su suave coronilla hasta la punta de sus delicados pies.

MUÑECAS BERJUÁN: CALIDAD DE ONIL

Llevan cuarenta años en la brecha, y aun así, en esta empresa colivenca no dejan de innovar.

Por lo general, el dicho de “renovarse o morir” va asociado a la desaparición de aquellos formatos, valores o estándares que nos han precedido o abierto camino, pero esto no es así en el caso de estos fabricantes de muñecas, que han sabido conciliar tradición e innovación para continuar en la línea que les vio nacer, allá en 1977, sin dejar por ello de sorprendernos con nuevas propuestas.

En un rincón del Levante que, a estas alturas, debería

MARIQUITA PÉREZ: OCHENTA AÑOS DE HISTORIA

Mil novecientos treinta y ocho. Playa de la Concha, San Sebastián.

Una pequeña de dos años es el centro de atención entre bañistas y paseantes. El motivo, la niña camina portando una muñeca vestida exactamente igual que ella. La estampa no deja indiferente a nadie. Con sus preciosos ojos azules y su cabello rubio, la propia niña parece una muñequita.

El juguete en cuestión es una figura de porcelana comprada en Alemania, en una rifa benéfica para recaudar fondos destinados al frente.

Fue así, en años de guerra, como Leonor Coello de Portugal se inspiró en

MENOS GAITAS Y MÁS JAMÓN

 

Que tu tía Puri se cuele en diciembre con una figurita de porcelana comprada en el chino debería ser instaurado como tradición navideña. O eso, o tipificarlo como delito en el código penal.

Quien dice figurita de porcelana dice corbata de rayas, jersey chillón o bufanda número veintiocho, que ya no sabes dónde ponerlas, porque te falta cuello para tanta lana.

Luego, además, te ves en la obligación de ponerte la prenda en cuestión cuando vas a visitarla, para que vea que te ha gustado, (aunque sea un insulto a la vista y los perros ladren por la calle a tu paso) o, allá por marzo, te avisa de que viene a verte, y en casa os volvéis locos buscando el payaso bizco made in Taiwan que os trajo para felicitaros las pascuas.

Y así todos los años.

Claro que hay que comprender a las tías Puri del mundo; regalar por regalar es un fastidio.

Si no tienes mucho contacto con ese familiar o amigo al que,