Errores comunes a la hora de celebrar una comunión

communion

Errores comunes a la hora de celebrar una comunión

Los meses de mayo y junio son los más habituales para la celebración de las comuniones. La Primera Comunión es para los más pequeños de la casa un evento muy importante en el que deben ser los verdaderos protagonistas. Si queremos que todo salga perfecto, hay algunos errores que debemos evitar.

Tanto si somos los padres del pequeño como si somos invitados al evento, debemos partir de la premisa de que los niños son los protagonistas del día. Las comuniones son un evento de día con un cierto carácter formal pero no demasiado, por ello lo primero que debemos hacer es evitar vestirnos como si fuéramos a una boda. Trajes sencillos para ellos y ropa semi-formal para ellas sin excesos en el maquillaje son la mejor manera de acertar.

El menú es otro punto a tener en cuenta. La comunión es una ocasión que se celebra entre familia y amigos, por lo que es habitual que haya niños. Elegir un menú sencillo con opciones de carne y pescado es la mejor manera de quedar bien con los adultos, pero no debemos olvidarnos de escoger un menú especialmente diseñado para los niños, para que ellos también puedan disfrutar al máximo del día.

Los recordatorios son otro de los puntos en los que nos podemos equivocar. Está bien dar recordatorios a los adultos, pero mejor que sea algo útil y bonito (una cartera para ellos o un espejo para ellas, por ejemplo) que algo que acabe cogiendo polvo en alguna estantería. Nuevamente debemos pensar en los niños y preparar algún detalle especial para ellos, unas chucherías o unas originales galletas decoradas son una buena manera de acertar.

Ya que los niños son los protagonistas del día, si tienes pensada alguna actividad para después del convite es mejor que te centres en actividades que gusten a los niños. Si escoges una actividad orientada a los adultos los pequeños se aburrirán y no tardarán en decir que se quieren ir a casa.

Por último para acertar con los regalos lo mejor es que consultes con los padres y con el niño o niña que es lo que quiere, de esta manera consigues un acierto seguro y además el pequeño o pequeña que hace la comunión estará todavía más feliz al recibir cosas que le hagan ilusión.

Si te ha gustado, por favor, comparte con tus amigos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *